Noche de terror/ Halloween

Apenas se habían mudado a esa casa, aunque los lugareños los miraban con insistencia como queriendo advertir algo, ellos hacían caso omiso, procuraban no tener roce con los habitantes de aquel alejado pueblo. Laura una hermosa joven rubia de cabello largo y su madre, habían quedado solas, su padre habría muerto en un accidente automovilístico.Su madre había adquirido aquella casa a muy buen precio, querían estar a solas luego de vivir el triste momento de su pérdida.
Era una casa algo tenebrosa, grande y de largos pasillos.Las primeras noches fueron difíciles para Laura, se le complicaba conciliar el sueño, generalmente dejaba una lámpara encendida para lograr dormir pero el crujir de los fuertes vendavales abrían constantemente las ventanas y no le permitía descansar. Conforme pasaron los días ambas se fueron acostumbrando a los ruidos, a los detalles extraños como las largas hebras de cabello negro en varias partes de la casa.


Días después en una noche fría de Halloween en la que se desataba una gran tormenta, una terrible pesadilla despertó a Laura, sobresaltada y con una agitada respiración inmediatamente quiso encender la luz pero no funciono la electricidad, entonces un fuerte ruido se escuchó en el piso superior. Aterrorizada la chica quiso llegar hasta la habitación de su madre mientras palpaba la pared del pasillo en la completa oscuridad, encontrándose con una puerta abierta de una de las habitaciones, de pronto algo la empujó hacia la habitación, Laura gritó desesperadamente a su madre pero sus gritos no podían ser escuchados, el reflejo de un relámpago le permitió ver frente a ella a una mujer de tez blanca y largo cabello negro, el terror se apoderó de ella intentando salir corriendo luego de ver aquella terrible mujer, pero fue en vano, la puerta se cerró fuertemente mientras aquel terrible espectro emitía una carcajada dantesca, solo la ventana estaba allí, abierta, Laura solo quiso escapar aquella noche…

Un año ha transcurrido desde entonces,quienes ahora viven en aquella casa han escuchado algunos ruidos intentando ignorarlos pero el pequeño Daniel esa noche fría de Halloween durante una gran tempestad no dejaba llorar, el perro ladraba insistentemente, la madre luego de escuchar un llanto al final del pasillo corre despavorida busca del pequeño, pero solo ha encontrado en cuna vacía desde entonces perdió la razón…Esa noche los lugareños escucharon nuevamente esa espantosa carcajada, pero esta vez de dos mujeres…

Img 1Img 2Img 3Img 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *