Sedientos…

Corazones que palpitan,
que suspiran,
miradas que se cruzan y quieren quedarse,
un deseo de sentirnos que insiste cada día,
que no se rinde.

Pensamientos, sueños,tu perfume,
ganas de recorrernos cada centímetro, latentes, implícitas.
Porque ambos lo queremos y lo sabemos,
porque la miradas lo confiesan, ella nos delatan.

Esperamos fervientemente el instante
en deleitar nuestros sentidos,
en que nuestros cuerpos se acerquen,
se toquen, se tomen,se desbraven
y se quemen de caricias.

El momento en que nuestros alientos estén tan cerca que nos fatiguen
y que el afán de nuestros labios por sentirse sea saciado,
porque solo un paso en falso hará este anhelo una realidad.


Img 1,Img 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *