“Fue un monstruo mamita”

“Podía sentir los latidos de su corazón, ellos eran mi melodía, descansaba, dormía muy calientita allí dentro, iba a ser una niña, mi mami aun no lo sabía, quería llamarme Sophia, como mi abuela, así escuche a mi mami llamarla.
La amo, era mi madre, la escuchaba cada mañana, cada día podía sentir sus caricias, solo quería que el tiempo pasará rápido y verla sonreír, hacerla feliz.
Cada día me sentía más grande había crecido, ya mis brazos estaban listos, mis deditos también, solo ansiaba abrazarla fuertemente y acariciar su cara, mi cabello también crecía, quizás sería como el de ella.
Tuve miedo! a veces podía sentir su angustia, algo le sucedía, sus sobresaltos, sus noches en vela. La escuchaba llorar, creo que se sentía sola, mi padre la había abandonado, pero yo iba a estar con ella y la acompañaría por el resto de su vida, eso quería.
No podría olvidar ese día, mi mami estaba algo agitada, triste, lo podía sentir…me sentía angustiada, no la había escuchado cantar, lloraba, lloraba mucho… ¿Qué pasa mamá? Todo estará bien. solo quería que me escuchara.
Fue un día muy oscuro, el más triste de todos, algo entró en mi casita, y me hizo daño, algo arrancaba cada parte de mi cuerpo y sentía mucho dolor, gritaba tu ayuda pero no me escuchabas mamá, yo solo trataba de aferrarme a la vida, a ti, no quería morir, solo quería estar contigo, quería que me escucharas si lo hacías todo se acabaría, el terror se detendría pero no lograste hacerlo… Un moustro acabo con mi vida.
Mi amor aun sigue intacto mamita, no entiendo por qué sucedió, tal vez un día me lo expliques, hoy te sigo cuidando desde el cielo y esperando por ti.”

Enlaces de imágenesPrincipal,feto,mujer arbol,embarazo,peluche,niñajardin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *