“Marcada”

                       
No crees poder liberarme de ello, es como si siguiera pasando, así lo sientes, siempre esta en tu mente, es un fantasma difícil de dejar en el olvido. Muchos no lo entienden, te hablan de olvidarlo pero sus palabras son vacías a tus oídos ,”por favor ya basta!”- les dices. Recuerdos invasivos, tan imponentes como el ataque mismo llegan a ti. En ocasiones el aturdimiento te atrapa, y una fuerte incerteza te dice que quizás lo soñaste, que no fue real, pero sabes que si paso, es lo que tu quisieras que fuese, solo una pesadilla, pero esa noche fue real.
Una mezcla de sentimientos te desesperan, rabia, dolor culpa, ya quieres que acabe, sientes asco de ti misma, el hastío se apodera de ti, el dolor y la importancia hacen salir las lágrimas, esas que tratabas de contener, esas que ocultas delante de otros que sienten pena por ti. Solo intentas apartarlo, el rastro de su cuerpo en el tuyo, te agobia, te consterna, te asalta la sensación de estar sucia, optando por buscar contrarrestar la mugre adherida a ti bajo la ducha durante horas, aunque luego te des cuenta que no puedes lavar tus recuerdos.
                                                                                                                                   

Pero el tiempo pasa y la pesadilla merma, ya tus oídos pueden escuchar el aliento de otros, tomas esa mano extendida de quienes te aprecian, ya tu corazón sanó algunas heridas,entonces decides despertar, apuestas por la vida, y por una nueva oportunidad para ti, aunque no sea fácil, aunque los fantasmas te persigan, ignorarlos es tu única opción para seguir viviendo.

                                                                                                                               

Marcada, con un sello, así sientes que te ve el mundo, manchada e inservible, crees que tu oportunidad de amar y ser amada ya no existe, tu tristeza te impide volver a soñar, tu rencor nubla la posibilidad de ser feliz, dando la espalda al mundo y encerrándote en ti misma, en tus fantasmas y malos recuerdos. Adicciones te envuelven , crees que es la salida, el suicidio llega a tu mente, te invita a salir con él, lo piensas, nada vale la pena, la oscuridad esta frente a ti, las tinieblas te acompañan, un mundo frío en tu interior te manipula, la muerte sigue a tu espera, casi entregándote a ella.

                                                                         
                                                               

barras laterales
chicasentada
chicaespejo
mujerpintura
chicasombrero

rosamarchita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *